¡La Q-FIN habla francés!

La primera Q-FIN de Francia se utiliza desde junio de 2016 en la empresa de construcción de ventanas Menuiserie Noeppel, situada en la localidad alsaciana de Michelbach. El señor Noeppel está entusiasmado con el ahorro y con la calidad de acabado que consigue ahora.