Barnizar sin cubrir ...

… con el mantel del rodillo

Con la novedosa mesa de barnizado speed 20/10, MARTIN presentó por primera vez en la feria de artesanía de la madera de Nuremberg una solución orientada a la práctica para barnizar en poco tiempo piezas pequeñas y grandes. Con esta mesa no es necesario proteger las superficies que no se encuentran hacia arriba para evitar que se adhiera la niebla de barniz, ahorrando así un tiempo muy valioso.
 
Con frecuencia, los trabajos de barnizado complejos suelen ir asociados a trabajos de recubrimiento y posteriores trabajos de limpieza que requieren mucho tiempo. Esto sucede, en general, siempre que se quiere evitar que la niebla de barniz estropee las superficies ya pintadas después de la última capa de barniz. Este problema se soluciona en las cabinas de pintura colocando y desplazando la pieza sobre papel.
La idea para la speed 20/10, por lo tanto, no es nueva, pero hasta el momento no se había adaptado a las condiciones artesanales: para evitar la adhesión no deseada de barniz, las piezas de trabajo ya no se protegen, sino que se colocan sobre el lado que se quiere proteger en una superficie de mesa plana cubierta con papel de embalar. Una vez finalizado el proceso de barnizado, la pieza se retira levantándola neumáticamente o se empuja sobre la mesa mediante el accionamiento neumático del rodillo de papel. El papel se desliza en este caso sobre un apoyo de plástico especial estáticamente neutro. Después de cada proceso de barnizado se vuelve a disponer en segundos de un apoyo limpio para la pieza de trabajo. Para que el operador pueda trabajar en una posición fija, la mesa se puede girar 180° durante el proceso de barnizado de forma rápida y sencilla.
El control de los elementos de elevación neumáticos y del avance del papel se realiza mediante pedales. Dado que también el papel se desenrolla neumáticamente, la mesa puede prescindir por completo de suministro eléctrico. De este modo, la mesa de barnizado es especialmente apta para el uso en entornos potencialmente explosivos. La superficie de papel se mantiene siempre tensa, y aún así los rollos se pueden cambiar rápidamente y sin necesidad de medios auxiliares.
La mesa de trabajo constituye una ayuda considerable en el taller de barnizado y trae consigo un evidente potencial de ahorro, ya que los trabajos de preparación y de repaso en piezas pintadas se reducen a un mínimo. En este producto es también especialmente evidente que la perfecta combinación de la sensibilización respecto al usuario, los conocimientos técnicos y la sólida capacidad de construir máquinas conduce a una solución potente para el usuario.